Cómo reclamar al seguro por latigazo cervical

Publicada el 28/03/2016
Las compañías de seguros siguen negándose a pagar las indemnizaciones por accidentes de tráfico con la excusa del latigazo cervical y su relación con los daños sufridos por el vehículo. Su argumento es que si el coche no ha sido muy dañado, la persona que lo ocupa tampoco. Una exposición absurda, ya que precisamente es el ocupante del vehículo el que absorbe toda la potencia del impacto. 

Son argucias y estrategias que la mayoría de personas desconocen y por las cuales pueden quedarse sin el dinero que por derecho les corresponde. Por eso, cuando desde Legalcores insistimos en la necesidad de llamar a un abogado no es un mero mensaje comercial para captar clientes. Es una recomendación que os hacemos desde nuestra ética profesional para evitar los abusos e injusticias que a diario sufre el ciudadano de a pie. 

Hoy en nuestro blog queremos contaros otro caso real: nuestro abogado especializado en accidentes, Iván Díaz, lo explica con claridad a raíz de un caso de dos mujeres -madre e hija- de El Coronil (Sevilla). Ambas circulaban en un vehículo por su municipio y se pararon en un semáforo. Acto seguido, un conductor se distrajo con el móvil y les impactó por la parte trasera del coche. 
Las dos mujeres explican que sintieron un fuerte impacto y a continuación, un intenso dolor en la zona cervical. La más afectada fue la hija que incluso no pudo contener las lágrimas. Cuando el perito de la compañía aseguradora del vehículo que chocó contra ellas, Generali, hizo la peritación, determinó que los daños en el vehículo eran escasos y que no llegaba a 200 euros la reparación.


En base a este dato, la compañía entendió que no podía haber lesiones físicas en las ocupantes. 

LA IMPORTANCIA DEL PARTE MÉDICO
Sin embargo nuestras clientas acudieron a un hospital público, donde les diagnosticaron latigazo cervigal y les pusieron a ambas un collarín. Del mismo modo, por prescripción médica les mandan a rehabilitación de hasta tres meses. Nuestro abogado destaca el factor humano de esta historia: "me comentan que son trabajadoras del campo y que han pasado un calvario para poder trabajar en algo tan duro como el campo". 
"Por supuesto nosotros estamos batallando para que reciban hasta el último céntimo de la indemnización que les corresponde y además los tribunales nos están dando la razón en casi el 95% de los casos". Y es que la escasez de daños en el vehículo -por impactos leves o a baja velocidad- sigue siendo, como desde hace unos años, la nueva excusa con la que los seguros esquivan las indemnizaciones. 

"La factura de reparación de un coche no se puede considerar como una especie de informe médico: si es alto, hay lesiones, sino lo es, no puede haberlas". Como ya publicamos en un anterior artículo de este blog, los impactos a una velocidad no muy alta no suelen deformar el vehículo pero los ocupantes salen mal parados porque la energía del impacto lo absorben ellos. 
En esta línea, nuestro abogado reconoce que muchos conductores intentan aprovecharse de un fingido latigazo cervical para cobrar del seguro. "Entendemos que pueda haber fraudes, pero no tienen que pagar justos por pecadores". 
Desde Legalcores estamos dispuestos a atenderte en una primera cita gratis y sin compromiso. A continuación, os pasaremos un presupuesto por nuestros servicios en base a tu caso, insistimos, sin ningún compromiso de contar con nosotros. Llámanos al 955 102 823 o 954 181 703 y reserva tu cita. 
Iván Díaz, abogado de Legalcores especializado en accidentes, 


¡No se quede con dudas y pregúntenos!

Contactar